miércoles, agosto 09, 2006

Tránsito en la ciudad - ¿Hay favores en Baradero?

Si bien muchas personas han sido sancionadas por infringir lo que la Ley de Tránsito marca como obligatorio, existen casos en los que no se sabe de sanciones al respecto.

El lunes por la mañana podía verse en la esquina de las calles Libertad y Roca a uno de los camiones recolectores de residuos domiciliarios calzado sobre un taco sin una de sus ruedas. Por lo que pudimos saber, en base a comentarios de los vecinos, el camión había pinchado y no tenía auxilio, hecho que motivó que debiera ser dejado en el lugar, pero con un detalle que cabe destacar, completamente cargado de basura.
Hasta aquí un hecho que no pasaría de ser una simple anécdota, pero que deja en evidencia ciertas cuestiones para resaltar. La primera que surge es por qué casi al mediodía del lunes el camión seguía cargado de basura sin que se hayan implementado medidas para evitar a los vecinos el olor que pudiera emanar de la carga.
Acercándonos un poco más al vehículo, se nos ocurrió hacer otra comparación: un conductor que circula por la ciudad debe llevar consigo una serie de documentos, ya que en caso contrario puede sufrir el secuestro del rodado. No sabemos si este tipo de documentación estaba en la unidad mencionada, pero, ahora bien, este camión que trabaja para el municipio, en una empresa sospechada de tener relaciones con alguno de los miembros del gobierno, no posee signos de haber recibido la “obligatoria” verificación técnica, y para colmo de males ni siquiera tiene el repatentamiento.
Además, si consideramos el estado del vehículo, como puede verse a simple vista quedan serias dudas acerca de la seguridad que pueden estar recibiendo los trabajadores que allí se movilizan por la ciudad y la ruta hasta el basural.
Si a un trabajador cualquiera, pongamos por caso un “motoquero”, se le exige cumplir determinadas normas y éste no lo hace, corresponde y así se hace, que se tomen las medidas que la ley determina. Por eso podemos ver montones de vehículos secuestrados y a más de un mensajero sin su principal herramienta de trabajo.
Este municipio, tan exigente con determinados sectores de la sociedad (e infractor además, ver Municipio…) viene manteniendo relaciones comerciales con los recolectores de residuos que utilizan vehículos totalmente fuera de la ley. De la misma forma que un ciclomotor o una moto son indispensables para el mensajero, la municipalidad tiene la imperiosa necesidad de contar con camiones que recojan la basura, aunque también se podría pretender que por lo menos lo hagan cumpliendo lo que a los demás se les exige.

Y además...
Los vehículos de gran porte son considerados especialmente en la Ley Provincial de Tránsito y para ellos la legislación determina una serie de medidas a tomar, las cuales específicamente determinan tareas a realizar por los municipios, en este caso el de Baradero.
Así es que en su artículo 23 dice: “Todos los vehículos automotores, tractores, carretones, acoplados y semiacoplados destinados a circular por la vía pública están sujetos a una revisión técnica, a fin de determinar el estado de funcionamiento de las piezas y sistemas que hacen a la seguridad activa y pasiva y a la emisión de contaminantes” para agregar un poco más adelante “La autoridad competente implementará la realización de controles técnicos mensuales obligatorios en forma rápida y aleatoria, a la vera de la vía pública, sobre emisión de contaminantes y principales componentes de seguridad del vehículo, frenos, luces reglamentarias, estado de las ruedas, paragolpes, cinturones de seguridad y cabezales, extintores de incendio, balizas; estados de los asientos e higiene en el caso de los vehículos de transporte de personas”, hechos que, por lo que está a la vista, si fueran realizados como corresponde, no habilitarían a circular a los transportes de residuos, entre otros tantos.

La historia oficial
El propio intendente municipal Aldo Carossi afirmó este fin de semana en el programa “De Frente” que no debía haber “ni hijos ni entenados”, por eso llama la atención que se sucedan este tipo de irregularidades, que lo desmienten formalmente. Porque si bien es cierto, no sabemos si los propietarios de los camiones, de éste al menos, han sido o no advertidos de la falta, en la mayoría de los casos que conocemos de otros trabajadores, el vehículo ha sido decomisado sin más. La pregunta queda ¿por qué a ellos no?

Municipio infractor
La Ley de Tránsito Provincial prevé en su artículo 91 las condiciones y medidas de los sistemas reductores de velocidad del tipo “meseta”, según las siguientes especificaciones: “en forma transversal al desplazamiento de vehículos, el cual se deberá materializar con una elevación, respecto a la rasante del camino, no mayor de cinco (5) centímetros y una longitud total de cuatro (4) metros, siendo la superficie corrugada de dos (2) metros de ancho y explanadas ascendentes y descendentes de un (1) metro cada una, que abarca todo el ancho de la calzada y en cantidad que sea necesaria; previo a la utilización de dicho artificio se colocará, a una distancia de cinco (5) metros, una línea de frenado de cuarenta (40) centímetros de ancho pintada de color blanco, a los efectos que los conductores aminoren la velocidad antes de llegar al cruce. Esta meseta estará demarcada con líneas blancas y amarillas tipo cebrada, la pintura a utilizar será de tipo reflectante, la que recibirá el mantenimiento adecuado para no perder el impacto visual previsto en la presente norma”.
Por otra parte, le marca a los municipios las normas a cumplir en cuanto a señalización, advertencias y plazos para poner en marcha la medida: 90 días tras su promulgación.
El hecho más significativo tiene que ver con el párrafo final del articulado, el cual destaca específicamente: “Queda terminantemente prohibido, en todo el ámbito de aplicación de la presente ley, la utilización de reductores de velocidad denominados “Lomo de Burro” del tipo “bump”. Con respecto a los existentes, la autoridad de aplicación que corresponda dispondrá su adecuación al presente artículo, en forma general” situación permanentemente ignorada por nuestra comuna, tal los casos de los lomos de burro en calles Carrasco, Godoy Cruz, San Martín y Alte. Brown, frente al Club de Regatas.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home