miércoles, agosto 09, 2006

Festejos suizos - Braillard: “Suiza es presente”

El 1º de agosto se conmemoraron los 715 años de la fundación de la Confederación Helvética. Los actos fueron varios: ofrendas florales, discursos, chocolate y uno de los momentos más emocionantes para las familias suizas, la “Fogata de la Libertad”, manera con la que los campesinos suizos comunicaron la liberación del yugo opresor.

Fue sencillo pero emotivo el cumpleaños de la confederación.
Néstor Braillard, presidente de la comisión de la Sociedad Suiza, al dirigirse a los presentes, luego de hacer un recordatorio sobre el sacrificado pasado del pueblo suizo, aseguró “Suiza es presente, por eso ¿qué podemos rescatar de los suizos en este nuevo aniversario nacional? Queremos rescatar fundamentalmente el espíritu de tolerancia y convivencia pacífica. Queremos rescatar el ejemplo de personas que profesan distintas religiones, hablan diferentes lenguas, poseen variados hábitos de vida y formas culturales pueden cohabitar en paz desde hace más de setecientos años. Queremos pensar que esto es posible, sobre todo en estos días en que el mundo vuelve a debatirse en la intolerancia […]”
También recordó que el próximo 15 de agosto, la casa Suiza de Baradero cumplirá sus 114 años. La presencia de otras organizaciones que congregan a inmigrantes daba un marco interesante a esta apelación a la tolerancia.

Qué es Suiza
Es un pequeño país de montaña en el centro de Europa, de amplia relación histórica con Argentina. En muchos baraderenses corre esta sangre por sus venas. Su cultura, su historia, tradiciones y hasta actuales vínculos familiares y de amigos los hermanan.
Es un país multicultural y plurilingüístico, con unos 7,5 millones de habitantes (de los cuales 6 millones son suizos y el resto extranjero) y un territorio de 41.290 km2 (tener en cuenta que la superficie de la provincia de Buenos Aires es de 307.571 Km2) Se hablan tres idiomas oficiales (alemán, francés e italiano) y se incorpora uno nacional, mas no oficial, el romanche, hablado en el canton de Grison, de donde proviene la conocida historia de Heidi.

Cómo nace la Confederación Helvética
La Confederación Suiza o Helvética fue fundada en la baja Edad Media, en 1291, al borde del lago de los cuatro cantones, en la pradera del Grutli. Los campesinos libres de los cuatro cantones originarios, Uri, Schwitz y Unterwald (Cantones de Nildwalden y Owalden) juraron ayuda mutua contra la opresión austríaca. La leyenda de Guillermo Tell es una representación simbólica literaria de la liberación de estos cuatro cantones y el comienzo de Suiza. Será en 1332 cuando el cantón de Lucerna adhiere, en 1351 el Cantón de Zurich, en 1353 Berna. La expansión territorial se da en el siglo XIV, donde la Confederación logra anexar muchos cantones y expulsar de su dominio a los señores feudales y los austríacos. La bravura de esta nación, formada principalmente por campesinos, hizo sentirse ganando sucesivas batallas. La Confederación logra incorporar puntos estratégicos que conectan el norte con el sur de Europa y los pasos de montaña de San Gotardo y San Bernardo, todo ello con la ayuda de las comunidades rurales aliadas de Grison y Valais, de vital importancia en comercio y en lo militar.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home