viernes, junio 09, 2006

“Se acabaron los defensores”

Fue lo dicho por nuestros colega, tras conocerse la noticia que el periodista independiente y columnista en este medio, Luis E. Tognocchi, había participado en una reunión con integrantes del Ministerio de Seguridad, lo consultamos para saber en qué consistió.

¿Luis, fuiste uno de los que se reunieron?
Estuve el pasado martes en Sportivo, ya que fui convocado telefónicamente para que concurriese a ese lugar, donde funcionarios del Ministerio de Seguridad querían tener una conversación conmigo. Se mostraron muy interesados en saber cosas relacionadas a la seguridad o inseguridad en Baradero y otros detalles que estaban consignados, en fotocopias de este semanario, en artículos de mi autoría. A punto tal que hicieron mucho hincapié en el contenido del de fecha 23/12/05 que precediera, curiosamente, al atentado que sufriera la madrugada del 25/12/05, cuando manos anónimas me dejaran el “regalito” de Navidad. Vale recordar que, en aquel artículo, hice una detallada mención de graves irregularidades en las cargas de combustibles (nafta a un móvil sin tanque y a uno al que le cargaban más gasoil que lo que les permitía el tanque ya que era de 80 litros y decían ponerle 173). Además de eso se remitieron a otras consideraciones hechas por mí en ese artículo.
¿Vislumbraste alguna relación con los hechos recientes o las reuniones que vos y otros vecinos hicieron en el Centro de Comercio?
Me inclino a pensar que estaban más interesados en el comportamiento del Defensor de la Seguridad, y si de algo debiera estar seguro es la trascendencia de mis dichos en el programa “De Frente” con relación a lo que ocurriera al señor Mario Arca, un importante hombre de negocios y fuertemente vinculado a medios periodísticos, cuando José Hernández en lugar de llevarlo a la fiscalía de turno lo derivó, sugestivamente, al estudio del abogado y ex juez de Menores Pedro Irurtia, con lo que se frustró una investigación periodística que hubiese acabado con las andanzas de un policía. El mismo que, de haber hecho las cosas bien y concretado varios allanamientos sorpresa, habría tenido en su poder los bienes robados del establecimiento de campo de Arca.
¿Qué notaste en el interés de esa gente?
El de interesarse, el de esclarecer y el de fortalecer la relación Policía-Comunidad algo que, observaron, no se hizo como debía. Además de conversar y preguntarme muchas otras cosas, de las que no quiero hacer mención en razón de que todo estaría apuntando a un expediente. Les comenté y les mostré el reportaje del ministro Arslanían, en el que dijo: “Quiere decir que ya no va a poder ser la policía instrumento de ningún intendente” y les dije que antes de entregar la policía a manos de los últimos, debió estar seguro que sería como él dijo. También les dije que era probable que nada hubiese llegado a estas instancias si el presidente del Concejo Deliberante Osvaldo Mindurry, el día que le mostré la carta anónima que había recibido junto a la libreta de combustible, hubiese tomado cartas en el asunto o dado real intervención al intendente Montesanti o a quien iba a ser su sucesor, Aldo Carossi. Te aseguro que se fueron muy conformes por el tratamiento periodístico que le di a hechos puntuales y a la libertad con la que en este semanario me permite hacerlo.
¿Que conclusión sacaste de esa reunión?
Que se acabaron los defensores y seguramente los foros, y que de ahora en más muchos tendrán que caminar derecho.
En lo personal qué les dijiste.
Que toda mi actuación periodística no responde a interés alguno en ocupar cargo, que aspiro a lograr una ciudad menos insegura en la que tanto comerciantes como vecinos no teman ante un desconocido y que quienes se acuesten a dormir, lo hagan tranquilos.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home