viernes, mayo 26, 2006

Reunión por la inseguridad

En la noche del martes 23, los vecinos preocupados por la inseguridad que se vive, se reunieron en el primer piso del Centro de Comercio. Durante dos horas, madres desesperadas porque un degenerado intentó abusar de sus hijas, jóvenes que fueron detenidos y maltratados por algunos policías sin razón, víctimas de robos y vecinos que se solidarizan con los demás y piensan que en algún momento les puede tocar a ellos, debatieron y se pusieron de acuerdo para redactar un petitorio que será entregado al intendente Aldo Carossi. Uno de los presentes, Luis Núñez, a quien le robaron el stéreo con CD de su auto, en el Barrio FONAVI, el domingo 21, enfatizó: “Nosotros, la ciudadanía, somos culpables por callarnos”. El próximo martes, 30 de mayo, a las 20:30 horas, se vuelven a encontrar e invitan a participar a todos los ciudadanos, incluidos los funcionarios que nos gobiernan y las autoridades policiales.

Mamma mía…
El sábado 20, cerca de las 13 horas, se produjo un robo con características bastantes particulares, cuya víctima fue Sergio Alberto Mazzocchi. Había dejado estacionado su auto en calle Darragueira -entre Anchorena y San Martín-, y a su regreso constató que le habían roto uno de los cristales para sustraerle una computadora portátil, un maletín con documentación, cheques y 6 mil pesos en efectivo. Afortunadamente, en el lugar donde se cometió el hecho, una persona dijo que había visto a una mujer joven embarazada, que estaba cerca del vehículo y, al acercarse a la misma, la muchacha comenzó a llorar, actuando falsamente como propietaria del vehículo, diciendo que le habían robado.
En base a esa información, se iniciaron las investigaciones de rigor, y se observó que en un domicilio particular salía un Ford Ka, el que fue interceptado varias cuadras después, pensando que ahí se llevaban los elementos y, si bien no se encontraron los mismos, andaban en el automóvil dos jóvenes que llevaban unos parlantes y un búfer que, evidentemente, fueron sustraídos. Ellos manifestaron que se los había vendido una persona de apellido Carossi, que los habían comprado a un precio claramente mucho menor y que los necesitaban.
Tras ello se hizo un allanamiento y se pudo detener, por averiguación de identidad a Pablo Carossi, y se pudo establecer que la autora del hecho en el cual Mazzocchi resultó damnificado, es la actual pareja de Pablo Carossi, menor de edad, que se encuentra embarazada, quien fue entregada a su progenitora.

Un llamado con sorpresa
El día domingo llamaron desde un domicilio del barrio Raúl Borrás, conocido como FONAVI, a un repartidor del comercio Capri para que entregue un pedido de helado. A su llegada a destino, lejos de recibir propina, esta persona fue agredida por varios sujetos para robarle el dinero que llevaba, sufriendo una lesión importante por los golpes. Luego, lo dejaron tirado en una zanja y fue internado en el hospital por la hipotermia que sufrió.
Además, en el mismo barrio, entre las 22.30 y las 4 de la mañana del lunes, autores ignorados habrían roto un portón de acceso a una vivienda sita en calle Medrano, para ingresar y llevarse una computadora marca Samsung, un TV color, un equipo de audio y un secarropas.

Otro accidente trágico en pleno casco urbano
En la madrugada del domingo, nuevamente, se produjo un lamentable accidente que dio como resultado el fallecimiento de una persona.
Cerca de las 4 horas, cuando Irma Matilde Habegger regresaba caminando a su domicilio -en Gazcón al 1400- por René Simón, casi esquina Oro, fue embestida de atrás por una motocicleta, lo que hizo que caiga y, aparentemente, su cabeza impactó violentamente contra el cordón de la vereda, lo que le produjo la muerte inmediata.
La motocicleta involucrada en el accidente –una Gilera 125 cc-, era conducida por un menor de edad de apellido Barrios que, tras el violento golpe contra la mujer, cayó a unos 12 metros de la víctima. Al dar la cabeza del joven contra el pavimento, comenzó a perder mucha sangre, lo que obligó su traslado al Hospital «Dr. Lino Piñeiro», donde le realizaron las curaciones necesarias. Luego fue trasladado a una clínica privada para la realización de una tomografía computada, dado que presentaba hundimiento de cráneo en la región frontal. El joven debía ser trasladado a un centro de mayor complejidad, para realizarle una cirugía y prevenir así consecuencias indeseadas.
El cuerpo de la infortunada víctima, fue conducido a la morgue donde se le practicó un reconocimiento cadavérico.
Irma Matilde Habegger, de 61 años, se dirigía a su casa luego de haber estado compartiendo un momento en la casa de una amiga, y hacía muchos años que era enfermera, prestando servicios en la actualidad en la sala de primeros auxilios Casimiro Liaudat, por lo que su trágico fin trajo mucha tristeza y dolor en gran cantidad de vecinos y compañeros que así lo manifestaron a nuestros cronistas.
Un tema para tratar, luego de este desgraciado episodio, es el estado de la calle René Simón, la cual es totalmente oscura y las veredas, por como están, obligan a los transeúntes a tener que bajar a la calle.
Como suele ocurrir en estos casos, la respuesta no es a tiempo y, seguramente, tras el accidente se tomarán medidas… pero ya es tarde.

Hirió con un cuchillo a un chico de 16 años
El domingo por la madrugada, alrededor de las 4, personal de Policía procedió a la aprehensión de un hombre de 53 años, quien fue identificado como Roberto Lacerna. El motivo de la detención de este sujeto se dio en el marco de una agresión que habría realizado a un menor, ya que minutos antes del procedimiento, lo había lesionado en el abdomen utilizando un cuchillo. Esto ocurrió en la esquina de Santa María de Oro y San Martín. El joven fue conducido a la guardia del hospital local, en compañía de su hermano, donde le practicaron las curaciones correspondientes, no revistiendo mayor gravedad su estado, cosa que constató el médico policial.

Otros hechos
El mismo sábado hubo una aprehensión de un joven de 18 años de edad, de apellido Silvera, quien es sospechado de haber sustraído una bicicleta todo terreno minutos antes de la detención. El rodado robado es propiedad de Héctor Velásquez, y fue sido sustraído frente a su domicilio, en Maza 550. El imputado fue aprehendido, notificado de la formación de la causa y, posteriormente, puesto en libertad por una disposición judicial.
Por su parte, al día siguiente, se produjo un hurto de un ciclomotor, denunciado por Aníbal Moreno, a quien le sustrajeron una Zanella 50 cc. de color blanca. También hubo un hecho de daño en un vehículo Ford Ka, propiedad de Nelba Pulimeni, al que le rompieron un cristal de una puerta delantera. En total, se aprehendieron 24 personas el fin de semana por averiguación de identidad.