viernes, mayo 05, 2006

"Más importante que trabajar sobre horarios es trabajar sobre proyectos para la juventud"

El ex concejal Claudio Maroli parecía retirado de la política pero junto al grupo que lo acompañó en la pasada elección se ha puesto a trabajar para presentar proyectos. Además, su agrupación está manteniendo contactos con otras fuerzas políticas de la ciudad para llevar adelante algún tipo de alianza.

Tras el importante apoyo que recibiera en las elecciones del año 2005 -que casi lo ubicaron con una banca del Concejo- el médico había anunciado su retiro de la política y parecía ser cierto, pero Claudio Maroli responde acerca de su situación actual diciendo: “No, no estamos alejados para nada, estamos trabajando, de hecho el año pasado hicimos varias reuniones y estamos en tratativas con otros partidos políticos para tratar de ir buscándole soluciones a los pequeños y grandes problemas que tiene Baradero. Se ha mantenido el grupo y hemos incorporado nueva gente”.
Acerca de sus intenciones decía: “queremos hacer charlas debate y así buscar soluciones a distintas temáticas. Yo sigo insistiendo que la violencia entre los adolescentes tiene un motor muy importante que es el alcoholismo y creo que más importante que trabajar sobre horarios es trabajar sobre proyectos para la juventud. El alcoholismo y la drogadicción están destruyendo a los jóvenes, por esos queremos traer gente que venga a hablarnos de posibles soluciones a estos grandes temas”.
Muchas veces la voz del ex concejal se hizo oír en temas referidos a la salud. Ahora con respecto al área de medicina preventiva y el cambio operado en ella, Maroli manifestó “creo que, como todo, tiene que haber habido un desgaste en lo que es la medicina preventiva durante tantos años y viene bien renovar con nuevos aires. Soy un convencido que tiene que haber una cabeza que trabaje no solamente en medicina preventiva sino que coordine las distintas áreas; salud no es solamente la enfermedad, hay que trabajar sobre distintos ítems, tenés que coordinar la parte de medio ambiente, medicina preventiva, la parte de trabajo con medicina preventiva con el hospital con los accidentes, etc. Tiene que haber un director de Salud que coordine las distintas áreas y trabajar en conjunto. Creo que es muy importante que haya una cabeza con ganas de trabajar, que está haciendo un curso de postrado en medicina y sociedad, que les va a dar las herramientas necesarias como para poder hacer una gestión buena a esta chica. Pero falta la coordinación de las distintas áreas; no puede estar disociado hospital del área Preventiva o Medio Ambiente o Acción Social, hay que trabajar en forma conjunta porque hay muchas familias de alto riesgo social con grandes problemáticas en el área de contaminación, ya sea por falta de servicios esenciales”.
Maroli explicó cuál es la intención al reunirse con miembros de otras corrientes políticas diciendo “elevaremos al Concejo Deliberante o al Ejecutivo distintas soluciones. Por ejemplo, hay un proyecto muy interesante que es el control de alcoholismo, es un proyecto derivado de lo que ocurre en Córdoba, Chaco, Santa Fe, donde la misma sociedad trabaja con las autoridades competentes para hacer los controles, la misma sociedad trabaja para cuidarse, con eso quiero decir que nuestra presión si determina que alguien está conduciendo alcoholizado no es que le quitan el auto, lo privan de la libertad, como ocurre en los países organizados, simplemente se le explica que en esas condiciones no puede conducir, y si hay alguien que esté sobrio acompañándolo, ese sí puede conducir y se van, y si no, esperan a que se le pase la borrachera o llaman a algún familiar para que pueda retirar el auto”.

Esto suena como un ideal, pero considerando el estado en que puede estar una persona alcoholizada y la poca noción de la realidad que puede tener esto puede terminar hasta en una pelea…
“La experiencia es muy positiva en estos lugares donde ha disminuido muchísimo la accidentología, y ellos son claros diciendo que los jóvenes no se resisten a eso, los peores son los adultos, que dice que es terrible porque empiezan a cuestionar la legalidad buscando siempre un artilugio legal como para zafar o evadir su responsabilidad, en cambio los jóvenes son muy críticos porque saben que los están cuidando, y de hecho ha disminuido la mortalidad. Las estadísticas son terribles, mueren 10 mil personas al año y de esta mortalidad casi en el 50 por ciento está involucrado el alcohol, o sea que si nosotros logramos disminuir este flagelo es el puntapié inicial para drogas mayores. Se discutió mucho la problemática de la droga, pero yo soy un convencido de que hay que trabajar en los colegios comunicándole a la juventud los daños que produce la droga, no podés estar supeditado a que haya un contralor más eficaz por parte de las autoridades, porque desgraciadamente, como ocurre y ha ocurrido, los detienen y a posteriori salen por la misma puerta. Hay que poner en el tapete, como se hizo con el tabaquismo, antiguamente la gente fumaba muchísimo y estamos sufriendo las consecuencias hoy en día con problemas cardiovasculares, cáncer de pulmón, etc. y gracias a políticas copiadas de países organizados ha disminuido muchísimo la incidencia de gente fumadora en Argentina, porque se ha concientizado de los daños que produce el tabaco”.

Los visitadores
Como ex director del hospital y médico, Claudio Maroli opinó acerca de las restricciones que tienen hoy los visitadores diciendo: “Me parece muy infantil la medida, además es coartarle el trabajo a un visitador médico. Cuando no tenés políticas de salud, donde no tenés ni idea de lo que estás haciendo, hacés estas cosas que no tienen mucho sentido. Lo que hay que planificar es qué se va a hacer con el hospital, cómo trabajarlo, con distintos programas. Hay patologías prevalentes que tenés que ir trabajándolas y que consumen la mayor parte del presupuesto del hospital, pero a eso tenés que abocarte, no a controlar a un visitador más o menos”.
Uno de los argumentos era que los médicos dejaban de atender pacientes para atender visitadores…
“No, no, pensar así es tonto. Te puedo asegurar que hay laboratorios que llenaban la farmacia del hospital en cuanto a psicofármacos y te puedo dar nombres: el laboratorio Gador, que dejaba muchísimos psicofármacos; además, vos tenés que organizar el consultorio, por un lado tenés el área de internaciones y por el otro lado el área de consultorios. Se tiende hoy en día, dentro de las políticas de salud a trabajar dentro de lo preventivo, fortaleciendo las áreas periféricas, entonces lo lógico sería que no haya colas en el hospital, al hospital tiene que ir aquel que necesita al especialista. Acá, al no haber políticas de salud, al no saber cuáles son las patologías prevalentes de la localidad y trabajar sobre la prevención de las mismas, se fijan en estas cosas que no tienen sentido”.