viernes, mayo 05, 2006

El oficialismo volvió a defender lo indefendible

La malograda sesión del martes, que pasara a cuarto intermedio, finalizó en la mañana del jueves. El hecho más saliente fue la aprobación de la contratación de un abogado, a quien el municipio debe abonar –en primera instancia- la suma de $ 25.000.

(Por Alejandro Esquivel) Ya son muy pocos los que recuerdan al por entonces concejal Daniel Depauli cuando era presidente del bloque oficialista, que defendía la utilización de chapas con una mano de pintura en la fabricación de las viviendas del barrio Sur, durante la gestión del extinto intendente Carossi. En aquella oportunidad, basándose literalmente en el término “chapa prepintada”, el entonces oficialista justificaba lo que se había hecho, aunque todos sabían que en realidad correspondía instalar otro material, de mucha mayor calidad y lógicamente mayor costo.
Años después, Norma Carbone, actual presidente del bloque oficialista, fue la encargada de esgrimir una serie de argumentos para justificar una decisión ya llevada a cabo por el Ejecutivo y casi mantenida en secreto, de contratar a un abogado para seguir la causa del millón y medio de pesos que el municipio debe pagar a EDEN. Si bien es cierto lo que decía Carbone, que está permitida la contratación de profesionales ajenos al plantel municipal, también es cierto que la consideración para descalificar a los abogados municipales es atribuida en forma oral al intendente, ya que no consta en el pedido de aprobación al Concejo falta de capacidad de los letrados municipales para llevar adelante la causa, por lo que tampoco queda de manifiesto la necesidad de contratar a otro.
Llamó la atención un párrafo en el cual la docente manifestaba que el abogado Berizonce, por el simple hecho de firmar la presentación, va a lograr que los tribunales hoy encargados de la apelación le presten más atención al expediente. Pone como ejemplo que un docente cuando se remite a un título de un autor afamado le presta más atención que a un texto de alguien sin renombre. Lo que vale destacar aquí es que, en el caso de la Justicia, suponer que un abogado puede llegar a tener injerencia en la atención que ésta debe prestar a una causa es una total falta de respeto a la institución judicial, hecho que fue destacado por los concejales Elmer y Pepe.
Finalmente, el expediente fue aprobado aplicando la mayoría automática, con una votación que terminó 9 a 4 (todos los oficialistas a favor; Elmer, Pepe, Pena y Pulimeni en contra), pero se debe destacar un hecho: para la contratación del abogado Berizonce se debía contar con la autorización del Concejo Deliberante, pero la contratación ya fue realizada por decreto. Una alta fuente gubernamental nos confirmó que para no quedar en evidencia, el decreto menciona una contratación de personal, sin especificar la persona, la función o cualquier otro dato que pueda conducir a identificar al abogado. Esta medida intempestiva se debió a que el municipio debía realizar una presentación antes del día 18 de abril pasado y por eso Berizonce fue contratado (se supone que ha cobrado los casi 25 mil pesos) cuando se decidió obrar de la manera descripta en lugar de convocar a una asamblea extraordinaria. Esto es lo que en definitiva demuestra que los concejales, o bien practican la obediencia debida o le han renovado la credibilidad al intendente Carossi tras la fallida designación de otro abogado (Bengolea), quien oportunamente se encargó de esta misma causa y le manifestó al pueblo de Baradero que estaba todo bien, que no había ningún problema y que el municipio ganaría. El resultado fue que debemos pagar un millón y medio de pesos, por lo menos hasta ahora.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home